Avisar de contenido inadecuado

Durazno Rock y metal Charrúa

{
}

 TAGS:undefined
Hace casi un mes me invitaron a Durazno Rock, un festival antes llamado Pilsen Rock —por la marca de cerveza—, aunque en esta edición fue organizado por la intendencia de Durazno, departamento de Uruguay, de ahí la nueva denominación.
Super contento acepte la invitación, así que hacia Durazno partimos sobre las seis de la tarde del sábado 28 de octubre. Después de casi dos horas de camino llegamos. Una multitud colmaba las afueras del Parque de la Hispanidad, sede del festival. Me asombraron dos cosas: la magnitud del evento, y que era
—literalmente hablando— de ROCK.

Aclaro sobre la primera. Se trata de un campus de unos 1000 x 1000 metros, atiborrado de fans. Según leí en la prensa al otro día, asistieron más de 130 000 personas, y entre una y otra apenas si quedaba espacio para no tocarse. Todas sosegadas, tranquilas, en familia, con bebés en brazos. ¡Increíble! Jajajá, en Cuba estaríamos, eufóricos, codo con codo, aunque imagino que más cerca del escenario, apretujados.

Un escenario grande, con un megasistema de audio fabuloso, y luces a nivel a del llamado Primer Mundo. Lo mejor que he visto en mi vida. Todo perfecto, la verdad.

Al entrar al recinto —después de una larga fila y deshacernos del alcohol—tocaba una banda llamada La Trampa, y cerraba La Vela Puerca, ambas de las más conocidas y seguida del país. Poco les puedo comentar sobre la una y la otra, solo que cantan en español y hacen un rock melódico mezclado con pop, muy romántico para mi gusto. Y he aquí mi asombro, al menos en Uruguay acatan la diferencia entre rock y metal, no como en Cuba que mezclamos los dos estilos.
Acá, en la oficialmente la República Oriental del Uruguay, existe un estilo muy típico y latinoamericano a la hora de componer, al menos en estas bandas. Porque nada que ver con la movida norteamericana o europea a la que estoy acostumbrado consumir, y nada de metal en las composiciones. Tocan en la cuerda de Fito Páez, Soda Stereo y similares.
Son mis referencias primarias. Y para mi visión, un rock nuevo sobre el que pretendo indagar.
Mis espectativas fracasaron al no encontrarme en Durango Rock con las típicas bandas metaleras, pero al menos conocí una escena nueva, más popular y aceptada; más artística y menos reaccionaria y transgresora. En pocas y precisas palabras: más rock y menos metal.
Muy agradecidos a Maxi por haberme invitado y llevado; a su primo por el hospedaje, y a sus amigos por el paseo y la compañía.
El underground uruguayo me espera. Pronto escribiré sobre el metal charrúa, y esa identidad propia que lo caracteriza. Seguimos en contacto.

{
}
{
}

Deja tu comentario Durazno Rock y metal Charrúa

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.